Mas que un cliente

Quiero dedicar este post, al que considero más que un simple cliente. Cuando un cliente te llama para que hagas magia en su fiesta, ya sea del tipo que sea, él espera que tu actuación salga bien. Cuando acabas, él te felicita y tú te vas. Pero no siempre es así, como en el caso de Xavi. Xavi me llamó para que hiciera magia el día de Halloween, no os puedo decir como era fisicamente ya que me recibió tanto él como toda la familia, como merecía la ocasión,  tanto la vestimenta como toda la casa estaba decorada al más puro estilo americano. No faltaba detalle.  Desde el principio Xavi y su amigo Jordi me ayudaron a subir: maleta, bolsa y mesa de magia ya que para aparcar no está la cosa fácil por allí.

Cuando entré en casa, Xavi estuvo pendiente en todo momento de que estuviera agusto, y si necesitaba cualquier cosa, no tenía más que pedírsela. Es una cosa que se agradece mucho al llegar a un sitio que no conoces, que te hagan sentir bien.

Muy pronto me gané la confianza de todos ya que la familia de Xavi es una familia muy agradable, y no lo digo por hacer la pelota, ya que si no lo sintiera así no estaría en estos momentos escribiendo todo esto, pero me apetece dedicarle estas líneas a su familia y sobre todo a él, ya que hace unas pocas semanas, confió en mí para que volviera a amenizarles la tarde con un poquito de magia.

Tengo que confesar que estaba algo nervioso, ya que Gloria, después de haberme visto la primera vez, me contrató para hacer magia para ella y su familia y esta última vez era la tercera vez que me iban a ver y la verdad, tengo bastante repertorio, pero veía complicado tener entretenidos a toda la familia durante una hora con magia totalmente diferente y con juegos en los que fuera de magia de salón y las condiciones no estaban todas a mi favor, disponía de un espacio pequeño, gente a ambos lados y todos relativamente cerca.

A pesar de todo, noté como la familia quedó encantada con lo que vieron, a pesar de que tuve al peque de la casa ( que la otra vez no apareció ) poniéndomelo muy pero que muy difícil. Ellos ya saben de quien les hablo ( jejejejeje ).

Buenos, me gustaría acabar dando las gracias a todos ellos por haberme acogido tan bien y sobre todo a ti Xavi, gracias por confiar en mí y tratarme así, sé que para ti será algo normal, pero por suerte o por desgracia no todo el mundo es así y eso hace que cuando se conocen a personas como tú, se les dé una importancia que quizá la propia persona no cree que la tenga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *